Lush Pies en polvorosa y andando

18 Oct

Image

¿Os acordáis de Melanie Griffith llegando a la oficina y cambiándose las Reebook Classic leather por unos taconazos de vértigo? Hoy la he imitado pero en vez de stilettos lo mío han sido bailarinas. Como bien dice Belén, tengo vicio y eso que no termina de ser muy recomendable abusar de ellas porque son muy planas pero cuando llueve, hoy tenía pinta y no quería que se me mojaran los pies, vengo con las deportivas.

Aunque nada tiene que ver con el producto que nos va a ocupar, os quiero contar que el hecho de acudir con zapatillas al trabajo se puso de moda en abril de 1980. Durante la huelga de transportes que sufrió Nueva York, muchas chicas tuvieron que ir andando a trabajar y para hacerlo más soportable, cambiaron los tacones por las Reebook. En ese momento se abrió la veda para combinar zapatillas con ropa no deportiva.Image

Como ya os he dicho, soy adicta a las bailarinas, no llevo otra cosa ni en verano ni en invierno y que queréis que os diga, una se echa la crema en los pies y el pie resbala dentro de la manoletina. A veces también, nos olvidamos de comprárnoslas en Pretty Ballerinas y lo hacemos en Zara, Bershka o similares por lo que es inevitable que  nuestras glándulas sudoríparas hagan su trabajo en contacto con tan noble material y con el paso del tiempo, muy poco, la verdad, las bailarinas se vuelven radiactivas y hay que tirarlas. Amigas, todas sabéis de lo que os estoy hablando.

He encontrado la solución parcial contra la radioactividad y contra los resbalamientos dentro de los zapatos en general: Pies en polvorosa de Lush. Lo probamos en la Summer Party a la que nos invitaron los chicos de Fuencarral y después de haberlo usado durante todo este tiempo, ya estoy lista para daros mi opinión.

Formulado a base de caolín, hoja de nogal en polvo, aceite de árbol del te y de lima, mejora la transpiración de los pies y estimula la circulación. Me gustan bastante más que cualquier otro producto que he probado porque principalmente no huele a matamoscas o a farmacia.

Como os he dicho antes, suelo usarlo cuando me hidrato las pezuñas, tengo que salir corriendo y para evitar resbalarme, me echo los polvos mágicos en los pies. Tampoco es cuestión de entrar en detalles desagradables, pero  echad los polvos justos porque si os pasáis, entre tanto polvo y la crema, el efecto no es el deseado.

Para lo que más las uso es para alargar la vida de las bailarinas. Les ponéis un toque de polvos después de usarlas y se quedan nuevas. Se pueden usar en todo tipo de calzado cerrado, yo lo uso también en las deportivas.

No os lo penséis y la próxima vez que vayáis a Lush compradlo por 6,30 euros o pedid una muestra. Os encantará.

Anuncios

Una respuesta to “Lush Pies en polvorosa y andando”

  1. patyalvarezp 5 noviembre, 2013 a 20:11 #

    Ay Sandra me he reído tanto con lo de la radiactividad jajajaja. Lo probare de cara al buen tiempo que en invierno las bailarinas y yo no nos llevamos nada bien…

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: