Miraur, barro del Mar Muerto

24 Sep

Image

Normalmente, al ser humano en general la palabra “muerto” no le resulta muy agradable salvo en dos excepciones: cuando hablamos de la famosa canción de Peret “No estaba muerto, que estaba de parranda” y cuando nos referimos a las propiedades de la acumulación de agua que más hecho por la cosmética mundial, con permiso de La Manga en Murcia, el Mar Muerto.

Se dice y se comenta que ya en tiempos bíblicos conocían sus propiedades y que Cleopatra le pidió a Marco Antonio que conquistara la baja Jordania para cambiar la leche de burra por los barros de este famoso lugar.

Situado el corazón del antiguo Oriente Próximo y surgido de una erupción volcánica, se denomina así porque es tal su nivel de salinidad y el estancamiento de sus aguas que la vida es imposible dentro de él.

Uno de los productos estrella que nos ofrece este mar tan peculiar es el barro negro. Pese a sus propiedades médicas, me voy a centrar más en las cosméticas, que es a lo que hemos venido, pero antes os voy a contar “Cómo conocí el barro del mar muerto”.  No os preocupéis que no voy a tardar 8 temporadas como Ted Mosby en presentarnos a la madre de sus hijos. Image

Una compañera del máster me habló del anticelulítico perfecto. Ella lo llevaba usando unos meses y me contaba que había notado la diferencia como con ningún otro producto. Muerta, como el mar, me quedé cuando me dijo que no era ningún cosmético al uso, sino el famoso barro del Mar Muerto.

Como catacaldos profesional que soy, me lancé a la compra on line de mi propio bote en la página donde ella lo compraba, Miraur. Si no conocéis la marca, os diré que es una firma de dermocosmética, que traducido quiere decir que están a medio camino entre la cosmética y la medicina. Sus productos no contienen parabenos y combinan todas las propiedades del Mar que nos ocupa con alta tecnología suiza por lo que la calidad está sobradamente contrastada.

El proceso de compra es muy facilito y además no tienen gastos de envío en ningún caso lo que es de agradecer. Mi tarro de 540 ml de barro me costó 33 euros pero es cierto que cunde muchísimo y se puede usar tanto en el cuerpo como en el cuero cabelludo ya que trata todo tipo de dermatitis, eccemas, activa la circulación sanguínea, soriasis, seborrea, etc.

Como podéis imaginar, hay que usarlo en la ducha. Yo lo hago dos veces a la semana. Primeramente, os recomiendo exfoliaros la piel suavemente y digo suavemente porque si os levantáis mucho la piel, es posible que luego os pique un poco cuando os pongáis el barro. A continuación, nos aplicamos el producto generosamente, no os preocupéis si huele un poco… raro, es normal, y lo dejamos secar durante 20 minutos. Después de aclarar, notareis, al igual que yo, la piel totamente hidratada, renovada, mucho más luminosa y si tenéis algún tipo de alergia o de roncha, bastante mejorada.

Es cierto que la celulitis mejora, noto la zona como más deshinchada, pero es como todo, hay que ser muy constante. Podéis aprovechar el tiempo de espera para poneros una mascarilla en el cabello o hacer como yo, calzaros las chanclas, salir al sol en la terraza y tomaros un cóctel como si estuvierais en la playa. La cara de vuestros vecinos no tendrá precio pero la calidad de vuestra piel tampoco.

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: