Limpiadores de brochas y pinceles: MAC vs. Kiko

18 Mar

Cuenta la historia que  Goya, perdidamente enamorado de la Duquesa de Alba y probablemente correspondido, vertía su talento no solo en el lienzo que tenía delante sino en el propio rostro de Teresa Cayetana. Era ella misma la que le pedía que la maquillase con los maravillosos verde veronés y amarillo Nápoles, ambos con una composición fatal y que en alguna medida contribuyeron  a acortar su vida ya que se dice que murió envenenada.duquesa

Decía el pintor que prefería pintar sobre la cara de la Duquesa que sobre la tela y yo me pregunto cómo cuidaría el artista los pinceles con los que maquillaba tan aristocrático rostro.

Nosotras no somos duquesas ni aristócratas pero nos merecemos el mismo cuidado que ella y teniendo en cuenta que nuestras brochas tocan directamente nuestra piel,  debemos asegurarnos de limpiarlas y desinfectarlas de vez en cuando.

 Para este propósito, he comparado dos productos específicos para la higiene de los pinceles de maquillaje.  El primero es el de MAC. Por 12 euros, tendremos 235 ml de producto altamente eficaz para desinfectar y limpiar nuestros instrumentos. El segundo es el de Kiko. El bote es bastante más pequeño, 50 ml, pero cuenta con una gran ventaja con respecto al anterior y es que incorpora  pulverizador. Su precio es de 6 euros. kiko

He sometido a ambos a la dura prueba de la sombra de ojos negra, el colorete más duradero y el maquillaje compacto de mi neceser. El procedimiento es fácil. He impregnado los pinceles con los limpiadores sobre un par de pañuelos de papel y los he ido limpiando con pasadas suaves. Ambos cumplen su función y dejan las brochas sin restos de pigmentos, sin embargo y aunque indica lo contrario en la descripción del producto, las que he tratado con Kiko he tenido que aclararlas después, sobre todo la mofeta  y la destinada al colorete. El detergente de su fórmula es más jabonoso y en caso contrario, el pincel queda envuelto en una película mínimamente grasa que impide que los colores se fijen igual de bien aun estando perfectamente seco.mac

Por lo tanto,y aun siendo los dos buenos limpiadores, me decanto por el de MAC. En relación a la cantidad de producto que trae es bastante más barato, el acabado me gusta más y el inconveniente del spray se puede solucionar fácilmente con un pequeño pulverizador que podemos adquirir a muy bajo precio.

Si Goya lo hubiera tenido en sus manos, no hubiera usado otra cosa. Además, ¿quién os dice que MAC no es un acrónimo de Mi amada Cayetana? Voy a buscar en los libros de historia por si se menciona algo de esto. Os lo cuento en el próximo post.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: